viernes, 23 de noviembre de 2012

FUTBOLISTA POR LA PAZ


A Gai Assulin le duele el hombro. Sufre, se le ve en el gesto, en cada choque, en cada encontronazo. No ha perdido la chispa que le convirtió en el jugador más joven en debutar con la selección de Israel, ni la que le permitió viajar desde su país hasta Barcelona para posteriormente hacer escala en Manchester antes de llegar a Santander. Assulin es israelí, de Netanya, ciudad costera, alejada del foco de la franja de Gaza, desde donde Hamás, por primera vez con misiles de alcance, ha intentado atacar Tel Aviv, centro económico y militar de un país que devolvió el golpe con su infinito potencial bélico. Es el eterno conflicto árabe-israelí. Judíos y musulmanes. Israelíes y palestinos enfrentados prácticamente desde 1948, desde la fundación del estado de Israel.

A Gai Assulin le duele el hombro, pero también su tierra, de uno y otro lado, según sus palabras. Se intuye en el tono con el que responde a las preguntas de los periodistas sobre lo que ocurre, sobre si puede abstraerse o no del drama, de la propaganda, de las noticias contradictorias. Assulin entrena a las órdenes de Fabri mientras Tel Aviv revuelve recuerdos de los años duros, de los años noventa, con un atentado a un autobús en pleno centro de la ciudad, en medio de unas negociaciones en las que ha apareció una nueva actriz, Hillary Clinton. No hubo muertos, ya había habido demasiados antes. Por ambos bandos. Y Assulin, alejado del Mediterráneo oriental, lo ve con perspectiva, con tranquilidad, con sentido común. También con dolor. «Claro que me afecta». Lo dice quizá por haber nacido en 1991, por haber vivido la paz con Jordania, el nombramiento de Jersusalén como capital de su país o los Acuerdos de Oslo de 1993 que terminaron con la Primera Intifada. Assulin abandonó Israel en dirección a La Masía en 2003, tres años después del comienzo de la Segunda Intifada, y desde entonces ha visto la evolución de los acontecimientos desde este lado de Europa, aunque viajando de forma puntual con su selección, absoluta y sub 21. Con esta última pretende además dar una alegría a los suyos en el Europeo que organizará Israel en 2013. Otra vez el hombro. Otra vez el dolor, esta vez para estar a tiempo junto a sus compañeros el próximo mes de junio, uno de los motivos que le trajeron desde la fría Manchester a la templada Cantabria. Assulin habló el miércoles en las instalaciones de La Albericia. El domingo regresará a Barcelona, La Masía, el Ministadi, el lugar donde comenzó todo, para enfrentarse a unos jóvenes que ocupan un lugar que un día fue suyo; mas la atención estaba en sus impresiones. En sus reacciones a lo que sucedía en Israel y Palestina a esa hora de la mañana tras ocho días de violencia.

«Es mi país, es mi gente, es mi familia, es todo. Me duele mucho. No es que pueda hacer algo o no, me duele porque cuando eres de un país y muere tu propia gente lo sientes. No es cuestión de entrar en política o no. Pasan cosas que son incontrolables y ante las que nada puedo hacer. Espero que haya paz y que no muera más gente inocente. Que todo se arregle lo más rápido posible para el bien de los dos». Poco después de pronunciar sus palabras la UEFA decidía suspender el partido de la Europa League que iba a enfrentar al Hapoel Kiryat y al Athletic de Bilbao por el atentado de la mañana del miércoles en Tel Aviv. Esa misma noche, en torno a las ocho de la tarde, Israel y Hamás acordaron un alto el fuego en Gaza. Gai Assulin terminó su actividad en La Albericia rogando por la paz y la tarde terminó con el cese de las hostilidades entre los dos territorios que más odio generan en el mundo.


(Publicado en El Mundo Cantabria el 22 de noviembre de 2012)

2 comentarios:

  1. Hola :

    Me llamo Jimena San Martín soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaría contar con tu sitio en mi web, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estas de acuerdo házmelo saber enviando un mail a jimena.sanmartin@hotmail.com
    Jimena San Martín

    ResponderEliminar
  2. Este lugar es donde
    Parece increíble!
    Buen lugar hermoso, sobre todo para ir!

    ResponderEliminar