viernes, 6 de mayo de 2011

LOS AMIGOS EXTRAVAGANTES



Llegan a Europa desde países medievales y son recibidos con tratamiento de jefes de estado por gobiernos elegidos democráticamente, todo lo contrario a lo que ocurre en sus países de origen. Son extravagantes como el amigo de Aznar, ‘nuevosricos’ cargados de dólares que apenas tienen valor para ellos y mucho menos para los pobladores de las balsas de fuel a las que llaman estados. Se comportan sin educación, sin respeto. Creen que el dinero compra casas decimonónicas e incluso voluntades. Amenazan a la prensa, intentan comprar al periodismo. Entienden el capitalismo desde un punto de vista feudal y apenas tienen respeto por lugares donde el estado de derecho forma parte de la cultura desde hace siglos. Son los nuevos dueños del fútbol, al que han llegado como lo han hecho en las grandes multinacionales. No hay empresa telefónica global, petrolera global, farmacéutica global, empresa armamentística global, en la que no tengan unos intereses que diversifican en el pan y circo. En la moda, en el deporte, en los caballos de carreras, en la Fórmula 1. Son los nuevos gurús de las finanzas. Esos a los que gobiernos como el de Cantabria abren las puertas sin preguntar por el origen de sus divisas. “Cualquier capital será bienvenido en la región”, dicen. No preguntan si procede del narcotráfico, del tráfico de armas o blancas, de los diamantes de sangre. Da igual. Si es dinero, vale. Y si es Benjamin Franklin el que aparece en los billetes, mejor.

Es el nuevo orden mundial del que habla Jorge Lanata en la magnífica serie documental BRIC. Ahora la pasta está en países no democráticos. Lugares en los que se lapida por deporte, en los que se encierra a periodistas. Estados que manejan leyes de la Alta Edad Media para dirigir el destino de ciudadanos considerados en su mayor parte de tercera. Naciones que acogen a miles de inmigrantes en barracas, a los que se priva de cualquier derecho. Ahora están en el fútbol. Han llegado para quedarse. El ciudadano se da cuenta. Al político, mientras haya votos, todo lo demás se la suda.

2 comentarios:

  1. http://www.guardian.co.uk/football/2011/may/10/millions-bribes-qatar-2022-world-cup-claims?CMP=twt_gu

    ResponderEliminar
  2. No dejará de haber de todo, de los que no se comportan o de los que sí que lo hacen (Málaga o City). De los que pisotean a la plebe o de los que invierten como si de una empresa más se tratase pero se mantienen en la sombra (Getafe). Es un choque de culturas, claro está, y también para ellos. Llevará su adaptación. El problema que le veo a todo esto en el fútbol es que van a hacer crecer más aún las diferencias entre unos clubes y otros... ¿acabaremos realizando una liga mundial?

    ResponderEliminar